lunes, 28 de septiembre de 2009

Mi afligido y temeroso yo.

Existe una línea entre la distancia y el tiempo
que me instala sin saber
en el vacío absoluto,
en la miseria de la nada
en el total y objetivo yo.

Desde la línea
el ruido es intenso
y los colores mezclados,
allí las ideas fluyen y convergen
a velocidades inexplicables,
tanto, que en ocasiones
se pierden en el trayecto,
y otras veces parecen quedar suspendidas en el aire…

… Tan cerca que puedes acariciarlas.

Entre la distancia y el tiempo
es sencillo encontrarse perdido,
raquítico de condiciones
ausente de aire propio.

En la línea
todas son decisiones inoportunas,
los sentimientos desbordados,
la paz inexistente
y la locura estática,
se mantiene presente.

Un paso antes de cruzar
Uno después de retroceder,
El tiempo no parece detenerse
Y la distancia se hace mas obvia.

Y entre ellas la línea vacía…

…Y entre ellas
Mi afligido y temeroso yo.

2 comentarios:

Francisco Hemme de los Santos dijo...

"Entre la distancia y el tiempo
es sencillo encontrarse perdido..."

estupenda e interesante creacion, es muy grato leer tus palabras siempre que es posible, esa frase de arriba, la que mas me impactó.

ARACELI G.P. dijo...

Me gustó tu poesía, con palabras exactas que uno nunca encuentra describes una situación en la que hemos estado muchos.
Saludos.